Con la llegada del verano, el final de los cursos escolar y sobre todo, el tiempo libre de los más pequeños de la casa hacen que las vacaciones sean una de sus épocas del año preferidas.

No obstante, entre que sus amiguitos del colegio se van al camping, al pueblo, o simplemente no pueden coincidir para poder pasar ratos de juego, hacen que las largas horas de espera para que, vosotros, los padres, podáis gozar de las merecidas vacaciones.

Pero ahora esto no es un problema… Exiten  casales , centros y cursos dónde puedes apuntar a tus hijos a que realicen cualquier tipo de actividad, ya sea deportiva, lúdica, para aprender idiomas o también se pueden incluir los campamentos de verano.

En todos ellos  entrarás el refugio perfecto para que los más pequeños de la casa no se aburran ni un solo instante y puedan disfrutar de uno de los mejores veranos de su vida mientras llegan las ansiadas vacaciones de sus progrenitores.

Como bien hemos dicho, hay muchos tipos de actividades a los que tus hijos pueden participar y pasárselo bien, pero… ¿por cuál decidirse?

Dispón de lo todo lo necesario para que no les falte de nada, y prepáraselo dentro de sus mochilas favoritas para que lo transporten con alegría y el mejor ánimo, porque ahora os vamos a contar qué te puedes encontrar para ellos..

Cursos (manualidades, idiomas, repaso, etc)

Estos cursos suelen ser de jornadas diarias, incluso en horas concretas. En ellos se realizan cualquier tipo de actividad, ya bien sea para el repaso de alguna asignatura que cojea y le ha ido un poco mal a tu retoño, o bien para reforzar los idiomas o despertar su creatividad con actividades de manualidades, DIY o cualquier vertiente artística.

Todas ellas son con carácter educativo, pero siempre tiene que predominar el sentimiento lúdico y diversión, puesto que para eso … ¡SON VACACIONES!

Casales  de verano

Estos consisten en jornadas diarias, durante varias semanas, normalmente acostumbran a ser hasta finales de Julio, en las cuales se realizan las mismas actividades que en el punto anterior, pero en un centro para el divertimento y ocio de los más pequeños de la casa.

En ellos les incentivan, motivan y premian por aquello que hacen bien, y los recompensan si realizan algo bien.

Suelen visitar bastantes zonas de parques acuáticos o piscinas municipales para que tu hijo, con sus amigos lo pase en grande. También existen aquellos en los que se dedican al ocio y práctica del deporte.

Campamentos

Esta es otra de las opciones, y que quizá la que más desembolso requiera, tanto de tiempo como de dinero.

Este consiste en pasar unas cuantas semanas en un entorno o bien de playa o montaña realizando todo tipo de actividades para el ocio y diversión de los más pequeños de la casa.