Se acerca el día de los enamorados, y muchas personas se preguntan cuáles son los mejores regalos para San Valentín. Aquellas que llevan poco tiempo juntas, por ejemplo, no quieren arriesgar demasiado y que su regalo parezca que ya están dispuestos a casarse y a jurarse amor eterno. Por el contrario, aquellas que ya llevan cierto tiempo juntas, temen que su regalo no sea suficiente.

En realidad, nos solemos preocupar demasiado. Una tarjeta que podemos sacar de tiendas como Busquets, unos bombones, o bien, unas flores, y quedaremos estupendamente. Al final, lo más importante es el plan que llevemos a cabo en los regalos para San Valentín y que nos ayude a pasar tiempo con nuestra pareja.

Así pues, ¿qué regalos son apropiados para este día?

Regalos para San Valentín: El clásico

Como decíamos, unas flores, unos bombones y una tarjeta escrita a mano, que permita transmitir todo nuestro cariño. Entérate de cuáles son los bombones y flores preferidos por tu pareja.

Si quieres ganar puntos, cocina unos bombones caseros y guárdalos en una cajita bien decorada. Seguro que derretirás su corazón.

Plan en casa

Envuelve su película favorita en papel de regalo y dásela en San Valentín. El regalo, en realidad, consistirá en verla las dos juntos, con un gran bol de palomitas y una manta en las piernas de ambos.

Si da la casualidad de que su película favorita no se encuentra en el top de tu lista, tendrá en cuenta el esfuerzo.

Cena romántica

Por supuesto, puedes reservar una cena en un restaurante romántico, o en el que sea vuestro favorito. Puedes entregarle tu regalo aquí. En cualquier caso, ¿quién diría que no a una buena cena? Se trata de más que un simple regalo, ya que también estaréis pasando un rato juntos, en tranquilidad, hablando cara a cara. Y, al final, eso es algo impagable.

Si sois una pareja con otro tipo de gustos comunes, como los videojuegos, el deporte, la lectura… También puedes amoldar vuestro plan. Echad una partida a la consola y, el que pierda, que haga lo que quiere el ganador. O salid a correr de la mano. Leed juntos y en voz alta un libro que tengáis en lista de espera. Porque lo importante, en realidad, es que estáis juntos y ese es uno de los mejores regalos para San Valentín.