Siempre se ha relacionado ir a una clínica de fertilidad con el hecho de ser estéril, pero cada vez más personas acuden a esta clase de clínicas ya sea porque son mujeres que quieren ser madres solteras, una pareja de dos mujeres que buscan tener un hijo o parejas que asisten porque uno de los dos son estériles.

Hoy os vengo a hablar de una alternativa de embarazo, poco conocida, pero que cada vez la están usando más mujeres.

Mi pareja y yo somos dos mujeres por lo que un embarazo convencional no era posible, pero las dos deseábamos formar una familia, así que decidimos ir a una clínica y que yo me quedara embarazada a través de la inseminación artificial. Al hablar con varios especialistas de diferentes clínicas de fertilidad de Barcelona, todos coincidían que la mejor opción para nosotras dos era el método ROPA, tratamiento que no conocíamos.

Nuevos tratamientos

Este tratamiento es una variante de la Fecundación in Vitro, la principal diferencia es que las dos mujeres participan en el tratamiento, ya que una se somete a una estimulación en los ovarios para poderlos extraer y fecundarlos; en este caso mi pareja, y la otra recibe una preparación uterina con estrógenos para recibir el embrión y gestar el embarazo; en este caso fui yo. Además, mientras se preparan a las dos mujeres con hormonas, se realiza la preparación del semen del donante, que en ciertas clínicas buscan que tenga características parecidas a la gestante, de esta manera el bebé se parecerá a las dos madres.

Este tratamiento también es conocido como maternidad compartida ya que las dos somos las madres biológicas y por lo tanto tenemos los mismos derechos y obligaciones respecto a nuestro pequeño.

Pero no todo es de color de rosa, para poder recibir este tratamiento las dos mujeres han de estar casadas, menos en Cataluña ya que en el Código Civil Catalán permite la ovodonación intrapareja aunque no estén casadas, además actualmente en España solo se lleva a cabo en centros privados por lo que es un bastante caro.

Aún así nosotras ahora tenemos a nuestro pequeño que en nada cumple 1 añito y estamos muy contentas con el resultado.