La mayoría de cosas que suceden durante el sexo son maravillosas, y si no lo crees seguramente es tu perspectiva. Piensa, cuando cambias la forma en que ves las cosas, las cosas que ves cambian.

Una de cada cuatro de nosotros no está feliz con su vida sexual. Los problemas con el sexo surgen por una determinada combinación de factores, por ejemplo, la falta de confianza, las dificultades de comunicación, la inexperiencia, la falta de habilidad, las expectativas poco realistas, la negativa a asumir la responsabilidad de nuestro propio placer sexual, entre muchas otras cosas.

Lo que muchas personas no saben es que hay gran cantidad de creencias sobre el sexo que compartimos y que llevamos con nosotros a cada encuentro sexual. En su mayoría, no somos conscientes de nuestros prejuicios y expectativas, aún así, estas convicciones tienen el potencial de arruinar cualquier experiencia sexual.

1 LAS FANTASÍAS SEXUALES NO SE CUENTAN

Muchas personas creen que las fantasías deben limitarse a la masturbación y no debe ser un aspecto del sexo con la pareja. Esto no podría estar más lejos de la verdad. Elegir cuándo compartir un deseo privado con tu pareja puede ser de lo más estimulante.

La fantasía trata de aprender, de saber lo que te excita y explorar tu potencial. No es raro que las mujeres tengan problemas para alcanzar el orgasmo con su pareja debido a una insuficiente excitación mental. Es probable que ella se sienta culpable al entrar en el reino de las fantasías cuando está con su pareja. La fantasía puede acercar a las parejas.

2 OBJETIVO: PENETRACIÓN

Concentrarse en el destino más que en el viaje es un error, la penetración sólo una parte de un área mucho más amplia de posibilidades sexuales. La penetración se convierte a menudo en el centro del sexo, pero es probable que la actividad sexual oral y manual sea al menos tan – y con frecuencia más – satisfactoria para una mujer. Cuando la penetración se ve como la «meta» del sexo, una carrera hacia la eyaculación del hombre a través de la penetración, entonces no es de extrañar que tanta gente encuentre el sexo poco interesante y aburrido.

3 CUANTO MAS MEJOR

No es realista esperar que el sexo siempre vaya a ser alucinante y requiera una gran inversión de tiempo y esfuerzo. La variedad es la clave. Quedarse atascado en una rutina significa que a veces tanto la cantidad como la calidad se ven afectadas. Estamos rodeados de información errónea sobre el sexo.

La calidad puede verse afectada si se intenta aumentar la cantidad de las experiencias sexuales. Muchas personas se sienten presionadas por tener muchas relaciones sexuales, pero esto no significa que vayan a ser mejores amantes o a tener mejores relaciones sexuales. Simplemente significa que van a tener más sexo. El comportamiento sexual compulsivo puede ser perjudicial para el trabajo, y también las relaciones. Compararse con la vida sexual de otras personas es destructivo.

4 SOY UN FRÍGIDO

La pérdida del deseo sexual es una preocupación para muchas personas y es un tema que no tiene una causa única. Cuando tienes pensamientos persistentes de sentirte no amado, no deseado, de no merecer sexo, no ser lo suficientemente atractivo, … Todo el mundo tiene la capacidad de expresar y disfrutar de una vida sexual satisfactoria. Lo que puede suceder es que tus pensamientos negativos te gobiernen. Identificar el discurso interno que te está dañando te permitirá comenzar a reconectarte con tu sexualidad y creer que no eres diferente a nadie más: mereces y tienes derecho a la felicidad sexual.

5 CUANTO MAS GUAPO MEJOR

El sexo comienza en el cerebro y la atracción sexual y la energía se alimentan de factores distintos a la apariencia física. Cuando haces el amor, eres mucho más que tu cuerpo. Esta creencia se alimenta de las comparaciones que te haces con otras personas.

Las personas atractivas no tienen relaciones más exitosas, ni tienen mejor sexo. La satisfacción sexual se trata de la auto-aceptación. La forma en que te sientes con tu cuerpo es evidente para otras personas y puede hacer que el sexo sea una alegría o un desastre.

Tu imagen corporal y las cosas que te dices a ti mismo sobre tu deseo sexual son factores importantes que influyen en tu felicidad sexual. La auto-aceptación se extiende más allá de apreciar tu atractivo y influye en ganarte el respeto de quien te acompañe.

6 LOS NIÑOS SON LO PRIMERO

Muchas parejas experimentan una menor satisfacción sexual después de haber tenido hijos. La creencia de que las necesidades del niño deben ser siempre lo primero puede significar una falta total de privacidad, tiempo, energía y compromiso (y hace que el sexo sea un recuerdo lejano). Tener hijos es estresante y la dinámica de la relación cambiará. Equilibrar la atención entre hijos y pareja es un desafío que debe ser superado.

Las parejas con hijos pequeños necesitan tiempo a solas, necesitan escucharse y respetarse mutuamente y reconocer su situación sexual, sea cual sea. Ser madre o padre no significa dejar de ser uno mismo.

7 EL SEXO ES COSA SERIA

Jugar y reírse son formas de profundizar en la intimidad y aumentar el placer sexual. Algunas personas creen que el sexo debe ser, ‘romántico’ y por eso le dan mucha importancia a la experiencia. Cuando el sexo no puede incorporar juegos, a menudo es una indicación de una conexión emocional empobrecida. Por lo general, es sencillo devolver la diversión al sexo, aunque al principio se sienta algo forzado.

8 TENGO QUE SATISFACER SUS NECESIDADES

El buen sexo es generoso y egoísta a la vez. La mayoría de la gente se excita con la excitación de su pareja y esto es fantástico, pero si pones toda tu energía en descubrir lo que ella/él quiere, ¿qué hay de ti? ¿Quién te da lo que necesitas? Estar preparado para satisfacer tus propias necesidades es una indicación de que estás dispuesto a cuidar de ti mismo.

La comunicación sexual se basa en la claridad, en decir lo que piensas y sientes. También se trata de establecer límites, discutir lo que no te gusta y ambas partes deben ser capaces de decir que no y que esto sea aceptado. Si tienes sexo porque no quieres herir los sentimientos de la otra persona, o por satisfacer al otro piensa bien lo que estás haciendo. Hónrate a ti mismo y a lo que quieres y comparte cualquier sentimiento de ambivalencia.

9 EYACULAR RÁPIDO ES DE MAL AMANTE.

La incapacidad de controlar la eyaculación es una preocupación para muchos hombres. Aunque hayas tenido un orgasmo, no dejes a tu pareja en la estacada. El orgasmo no significa el fin del sexo. Se trata de ampliar su percepción de lo que el sexo puede ser y no ser esclavizado por las ideas sobre la sexualidad.

La exploración sexual tántrica es una gran manera de aprender la capacidad de controlar la eyaculación masculina, ya que enseña técnicas que le permiten distinguir entre el orgasmo y la eyaculación.

10 ERECCIÓN = EXCITACIÓN

Esta es una idea difícil de entender. La excitación sexual ocurre dentro de un contexto que es emocional, fisiológico y visual. Si piensas en la naturaleza del deseo y la atracción, reconoce que no siempre es una respuesta puramente física; implica preferencias idiosincrásicas y a veces impredecibles.

Los hombres tienen erecciones de dureza variable según cómo piensen y sientan en ese momento. Una erección no significa necesariamente que un hombre esté completamente, o incluso un poco, excitado. Puede tener una erección sin sentirse particularmente excitado.

Hay muchas cosas que los hombres pueden hacer para tener más confianza y control sobre sus erecciones y control de la eyaculación ignorando así su inseguridad y dejando de privarse de grandes experiencias sexuales.

Existen muchos otros mitos que rigen la vida sexual de las personas. Siempre que estés pensando «él / ella / yo debería / debo / debería…» seguramente estés siendo influido por un mito sexual que te aleja de lo que quieres y piensas. ¿Cuándo vas a escuchar y seguir tus propias reglas?

Reconoce que los pensamientos que tienes afectan a tu vida sexual. Si quieres puedes cambiar tu forma de pensar y aprender a aceptarte a ti mismo, a respetar tu yo sexual y a experimentar facilidad y excitación en las formas que desees. Si quieres puedes contactar con putas en Sabadell, ellas te ayudarán a hacerlo realidad.